Yo no brindo.

829 víctimas después y 38 secuestros más tarde, ETA recoge esa frase tan pronunciada últimamente y anuncia el “cese definitivo de la actividad armada” como era de esperar en campaña preelectoral, con un socialismo arrasado y temeroso, una derecha en ascenso y una “izquierda” independentista que está en plena forma para dirigir el ataque, o la lucha, o eso que sea lo que deba hacerse ahora por el bien del pueblo vasco y su libertad y en nombre de la autodeterminación, la soberanía y aquí paz y después guerra.
Decía Benjamín Jarnés que Más

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: