CONTRA LA CRISIS BUENAS SON POLLAS

En época de crisis robar un Sillar Romano con Relieves Fálicos cobra extraños sentidos: “Contra la crisis hazte con un imponente rabo de piedra”. Algo así han debido de pensar los ladrones de semejante artefacto de varios cientos de kilos de peso y que han hecho desparecer a base de gruazos (que no pollazos) de las burgalesas ruinas romanas de Clunia la pasada madrugada.

Las estatuas tienen ya desde la antigüedad una relación casi insensata con las crisis, con su reverso: el apogeo, y con la divinidad misma. En tiempos fecundos, uno (recién convertido en emperador), levantaba su estatuario personal por todas las calles y avenidas para que, en tiempos oscuros, los otros (o los demás) andaran por detrás descabezando colosos de piedra. De eso Calígula sabía bastante cuando le hizo cortar la cabeza a Júpiter Olímpico para remplazarla por la suya propia, algo que por ahorrarse unas pesetas quizá haga ahora que ha sido declarado Dios en plan romano y por pajarracos de todo agüero, el bueno de Kim Jong-un con las estatuas de su padre. No cesó ahí la obsesión de Calígula con las piedras (aunque también se lió a golpes con el mar declarándole la guerra), el hombrecillo levantó su propia figura en el Templo de Jerusalén (para gusto estético de los judios) y arrampló con toda la iconografía griega que encontró reemplazándola por lo que tanto más le gustara: cerdos y otros animales. A su muerte, claro está, los unos y los otros se liaron a golpes con sus retratos, iconos y pedruscos y los hicieron desaparecer de la faz de la tierra, lo mismo que le pasó a Sadam hace no poco con menos gloria e igual barullo. Quizá la mayor y única aportación de este genio a la historia fuera la de nombrar cónsul a su caballo Incitatus, una idea que quizá, en estos días, debiera ser sopesada por el PSOE.

Ahora que nuestra crisis y nuestro dolor no tiene muy claro el rostro de su enemigo (es de nuevo como ese mar al que declaró la guerra el emperador romano), tomársela con un falo de piedra de proporciones inúsitas y varios cientos de kilos cobra todo el sentido del mundo: a fin de cuentas quienes nos metieron en ésta fueron aquellos que se creyeron con unos cojones colosales, los que pensaron que tenían mas huevos que nadie, aquellos a los que les sudaba la polla todo o esos  otros que pensaron que la tenían más grande que el vecino, siempre hipotecado. Uno no puede evitar sentir cierta frustración ante la idea de que Lehman Brothers o Fanny Mae no levantaran mausoleos y efigies a su imagen y semejanza porque así nos hicieron imposible derribar su figuración terrena y levantar otra representación en el campo de batalla enemigo, entre las ruinas y los restos acabados (uno no deja de preguntarse cual sería ésta y bajo qué aspecto se alzaría en el horizonte del futuro).

Lo más complejo en tiempos venideros para estos ladrones de rabos romanos y activistas conceptuales (una vez saciada la rabia sobre el objeto de la penuria -a saber de qué modo extraño y se me ocurre uno tan sólo-) va a ser encontrar qué hacer con semejante pedrusco de granito tallado en virtuosa forma. Quizá les puedan preguntar a los dos “linces” que robaron el cuadro L’Olympia de Magritte hace dos años y que lo han tenido que devolver hoy al museo porque no encontraban comprador. Y es que el mercado –incluso el negro- no está para puñeteras bromas y una polla siempre consuela, aunque no tanto.

Anuncios

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Javier M. Llamazares
    Ene 08, 2012 @ 15:59:40

    Gran artículo. O, más exactamente, es la polla.

    Responder

  2. Guillermo Aguirre
    Ene 08, 2012 @ 20:18:22

    Un poco cogido por los pelos, por los pelos del rabo. Gracias Javier!

    Responder

  3. Guillermo Aguirre
    Ene 08, 2012 @ 20:18:39

    Un abrazo

    Responder

  4. Anónimo
    Ene 11, 2012 @ 10:32:53

    Gran erección articulista. Abrazo
    Javier Divisa

    Responder

  5. anoninmo
    Abr 28, 2012 @ 19:24:00

    aaaaaaaa!!!!! se me a puesto el coño caliente, gracias ojala e la metiran bien fuerte hasta el fondo!!!!!!!!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: