Sobre “Las primas” de Aurora Venturini.

Hace apenas dos meses que Aurora Venturini se alzó con el II Premio Otras Voces, Otros Ámbitos. Yo me contaba como uno más de entre la centena del jurado y, como tantos otros, no había oído hablar ni de Las Primas, la novela galardonada, ni de Aurora Venturini, su octogenaria autora. Cuando estas cosas pasan, y tratándose de un jurado tan extenso, un título que uno no ha leído (de entre todos los editados en un año, reediciones inclusive) se repite en el número suficiente de votos como para ganar un premio de estas características, uno se pregunta si acaso está leyendo en la dirección correcta, o no. Desde luego, una vez reeditado el volumen, del que a la hora del fallo del premio no quedaban ejemplares ni en la sacrosanta sede de Random House Mondadori (sello al que pertenece Caballo de Troya), me hice rápidamente con uno de los ejemplares y, después de su lectura, creo haber entendido de dónde salieron tantos reiterados votos: si la literatura es el arte que utiliza como instrumento la palabra, ésta es una novela en la que las palabras (los vocablos) condicionan la trayectoria de su personaje principal: Yuna.

En la contracubierta de Las Primas uno puede leer lo siguiente: (LEER MÁS EN ÁMBITO CULTURAL)

 

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Célig
    Feb 14, 2011 @ 11:02:49

    Estupendo comentario sobre una novela a la que le das existencia real. Yuna existe ya a traves de él con fuerza suficiente.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: