Así habló Giovanni Sartori

¿Qué es la democracia?

Giovanni Sartori

Madrid, Taurus 2007; Santillana.

450 pp. 21 Euros.

Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2005, analista crítico, occidental por derecho y causa, profesor emérito en la universidad de Florencia y en la de Columbia, leído a un lado y otro del charco por igual, apartado por unos, vilipendiado por otros y sólo fiel a sus ideas, Giovanni Sartori (Florencia, 1924) no ceja en su empeño de criticar “constructivamente” – así dice – cuanto le rodea. Mientras tanto, las voces a favor o en contra vuelven a aflorar y algunos dicen que sus posiciones, reaccionarias y pesimistas resultan más cuestionables que capaces. Pero no nos importa porque Sartori nos vence en el lenguaje, como aquel Cioran que era capaz de sostener la caída de Europa en el filo de la espada de unos bárbaros regresados gracias a una comparación brillante. Así, Sartori, nos habla y nos convence.

No falta la controversia.

¿Qué es la democracia? La pregunta que titula esta segunda edición revisada del ensayo de Sartori publicado en 2003 también por Taurus, es desde luego concisa y clara, directa como lo son muchos de los punchs que Sartori nos presta en este juego de significantes, para que una y otra vez la golpeemos a ver qué sale de ella, sin embargo, tras un primer golpe etimológico (Kratos y Demos) nos encontramos con que la pregunta es mucho más compleja y con que, entre el nombre y el objeto, el sistema real que nos atañe y las posibilidades que caben dentro de éste, existe un gran abismo por el que comienzan a emerger todas las demás preguntas – ya lo suponíamos: ni nuestra zurda ni nuestra diestra resultan suficientes para golpear con saña-.

¿Por qué la democracia frente a otros sistemas? ¿Cuántas democracias existen? ¿Sobre qué se sostienen? ¿Cuál de las múltiples democracias existentes o posibles resulta “la mejor”, la que más se acerca a la “buena sociedad”, esa que Sartori dice venir buscando y que ya pronosticaba Popper? Y ante todo: ¿qué la amenaza? Y ¿qué entiende la gente por democracia? ¿Se sabe cómo funciona, acaso?

Quizás de esta última pregunta, principio de toda actitud ciudadana, parte Sartori a la hora de escribir este libro cuando nos dice “a la crisis de la democracia, realmente, le ayuda la inconsistencia del saber que debería entenderla y hacerla entender”. Crisis o inconsistencia del saber que Sartori intenta paliar aquí instándonos a pensar e incluso a actuar, de ese modo sutil y para algunos un tanto cómodo que es marca de Sartori; exponiendo sólo los problemas sin darnos métodos de solución, porque como él mismo  dice: “soy un pesimista constructivo, es decir, pragmático; si esto no va o esto va a acabar mal, quizá pueda convencer a alguien para que haga algo”

Ese alguien somos nosotros, la solución nos atañe, somos el Demos por entero al que Sartori se dirige, no así el Kratos -mas nos gustaría-.

El lector de periódicos comprenderá que ¿Qué es la democracia? puede ser leído empezando por atrás, porque es en la segunda parte del libro en la que el lector asiduo de Sartori, y demócrata cansado y convencido, podrá disfrutar de ese speech crítico, mordaz por una parte y lleno de detalles irónicos en el que otros libros del autor asomarán de nuevo y serán punto y aparte e interrogante del texto en conjunto: la natural (casi biológica) imposibilidad de diálogo conceptual o político con Oriente próximo; la amenaza del “Homo videns”, que bajo los influjos de la imagen televisiva pierde la capacidad de representación y de análisis de un logos cada vez más en decadencia; la inoperancia de un multiculturalismo que es, a una misma vez, bandera y creador de getthos; las disfunciones terminológicas que se emplean en la política y que dan lugar a errores sociales y de entendimiento; o los manejos de poder y de creación de opinión que nos dirigen desde los medios partidistas. Todo ello se convertirá en recurso de análisis recurrente, indignado y alarmante.

La primera parte del volumen, sin embargo, mucho más recatada e informativa, en la que uno personalmente está continuamente esperando que el analista tome las armas y defienda su lugar en el ring con ambos puños (la izquierda y la derecha que le dan de lado), está orientada a convencernos o convencer a aquél que no lo esté ya, de por qué la democracia es el sistema que debe prevalecer (siempre legítimamente observado y analizado por los liberales) sobre otros sistemas, algunos, los más, decrépitos aunque aún presentes después de la caída de las grandes ideologías del siglo XX. A un mismo tiempo intentará explicarnos lo que es y lo que no es la democracia, trazando un recorrido histórico de analogías y desencuentros desde la sociedad griega hasta el pseudo presente de Rousseau y las pseudo democracias mal interpretadas o mal asimiladas en algunos países en vías de desarrollo y no tan en vías de desarrollo, cuando nos habla, por ejemplo, de la Italia monopartidista de Berlusconi.

“Saber qué es y qué no es la democracia nos explicará y nos permitirá saber qué es lo que esperamos de la misma” y a un mismo tiempo nos ayudará a defenderla de la crisis que padece y de la que somos si no culpables, al menos partícipes: no conocer un delito no significa ni arregla el hecho de haberlo cometido, y el desinterés generalizado por algo que nos atañe es un delito perverso y peligroso en Occidente.

Si se trata o no de la misma decadencia en manos de los bárbaros que nos anticipaba Cioran y quiénes son los bárbaros en este juego nuestro de la democracia, es una cuestión que dejamos aquí colgando como un saco, el modo de golpear dicha cuestión queda, así, en los guantes de cada cual. Lo que sí sabemos es que así habló Giovanni Sartori.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: